Archivo de la categoría: Consejos a pacientes

Una cuestión de responsabilidad

La aparición de la pandemia de Sida cambió muchos hábitos, asistimos a una transformación del paciente como sujeto pasivo a activo, el enfermo de VIH quería saber todo lo posible acerca de su enfermedad, consultaba libros, empezaba a organizarse en asociaciones. Se crearon por todo el país ONG de lucha contra la infección que, en un principio, fueron promovidas por la población homosexual, que era la más afectada en número en el mundo occidental (en España eran, sin embargo, los usuarios de drogas por vía parenteral).

La labor de estos colectivos ciudadanos sin ánimo de lucro fue (y aún sigue siendo) excepcional. Se consiguió llevar la prevención a todos los rincones, educar a la población mediante charlas y talleres, poner en marcha líneas hotline de información telefónica, grupos de apoyo para enfermos y familiares, material preventivo… en definitiva, reducir la transmisión, sobre todo incidiendo en personas que realizaban prácticas de riesgo.

Han pasado los años y parece que una parte importante de la población, sobre todo gente joven, parece haber olvidado esa lección; impresiona que esa labor de la que hablábamos, se haya perdido. Noticias como la que acompaña este post (aumento de casos de linfogranuloma) hacen que pesemos así. Las Enfermedades de Transmisión Sexual se encuentran en auge porque las medidas preventivas se han relajado. Se relaciona con el auge de contactos a través de redes sociales. En cualquier caso, todos los que trabajamos en el campo sanitario tenemos una responsabilidad para con la salud de nuestra sociedad y deberíamos ponernos en marcha.

Barcelona activa la alerta por el brote de una enfermedad venérea | EL PAÍS

Anuncios

Insomnio y seguridad vial

Algunos consejos de seguridad vial para pacientes con insomnio crónico:

  • Tras noche de descanso inadecuado debe evitar la conducción al día siguiente aunque sean trayectos cortos.
  • Se desaconseja toda conducción a pacientes con insomnio severo, o a los que encuentren limitada su capacidad al volante por los efectos secundarios de la medicación recomendada no substituible.
  • Desalentar automedicación. En este sentido, se debe aconsejar al paciente que no se auto medique, porque algunos fármacos de venta libre pueden alterar el ritmo del sueño. Deben recordar los posibles efectos secundarios de toda medicación pautada.

Además de la posible medicación prescrita, es necesario proporcionar información acerca de los hábitos saludables para evitar el insomnio y poder conducir al día siguiente:

  • Evite comidas copiosas o demasiado condimentadas, no consuma café, té, chocolate, bebidas con cola, energéticas, ni con alcohol.
  • Realice una cena ligera sin grasas, y no se acueste inmediatamente.
  • Es recomendable tomar un vaso de leche caliente o una infusión en el momento de ir a dormir.
  • Conviene realizar ejercicio físico suave durante el día.
  • Evite en lo posible el ejercicio físico o intelectual dos horas antes de iniciar el sueño.
  • Una buena alternativa es un baño de agua caliente y ejercicios de relajación antes de acostarse.
  • La habitación no debe tener ruidos, ni luz, y la temperatura debe ser adecuada.
  • Desconecte el teléfono, procure que la cama sea cómoda.
  • La ropa de dormir tiene que ser suave y agradable, y los accesorios que puedan molestar, hay que quitarlos.
  • Procure buscar posturas cómodas para dormir.
  • Es conveniente tener un horario regular del sueño, no duerma durante el día, y no permanezca en la cama una vez despierto.

(Fuente: Fundación Mapfre)